La buena racha del parqué estadounidense encuentra en la apertura de hoy varios baches: otra posible intervención monetaria del BoJ, las caídas en Europa y la arrolladora fortaleza del gigante chino inyectan dudas en los inversores americanos. El Dow Jones comienza con un descenso del 0,13% en los 10,996 puntos, el Nasdaq cede un 0,20% y el S&P 500 un 0,28%. En el mercado de divisas el euro baja un escalón hasta los 1,38 dólares y, en el de materias primas, el barril de petróleo cotiza a 83,71 dólares.
Wall Street podría haber encontrado la horma de su zapato fuera de sus fronteras. Los problemas exteriores comienzan a frenar el ascenso de los índices y, en el caso del Dow Jones,Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic BrokerHouse, dice que lleva una tendencia bastante fuerte pero está en niveles propicios a una formación lateral para después romper a la baja y ver una corrección parcial de toda la subida”. De momento, hoy comienza con un descenso del 0,13% y pierde los 11.000 puntos consolidados en sesiones anteriores.

A la espera de que la Fed publique hoy a las 20:00 (hora española) las actas de su última reunión, el mercado de divisas no para de tensionarse llevándose por delante también a los inversores de renta variable. Anoche el yen volvió a marcar su máximo de 15 años frente el mercado está esperando otra intervención del Banco de Japón para frenar este rallye de su moneda. Mientras, las disensiones en el seno de la Reserva Federal por la debilidad del dólar y la intervención o no de las tasas de interés se hacen sentir. Ayer fue presidente del Banco de la Reserva Federal de Kansas, Thomas Hoenig, quien afirmó que "las tasas de interés bajas no causaron esta crisis, y las tasas de interés bajas, si continuamos con ellas, tendrán el efecto con el tiempo de crear nuevos desequilibrios y son básicamente dañinas para la recuperación económica en el largo plazo".

Sin dejar de lado este mercado, con respecto al euro-dólar Alejandro Martín comenta que muestra “un movimiento muy muy vertical, con una clara tendencia a favor del euro, con objetivos teóricos en 1,45 dólares. Estos niveles deben ser entendidos como una zona de regresión potencial con posibilidades de ir a 1,34 e incluso 1,31 dólares”. Su recomendación aquí pasa por “si pierde la directriz alcista, cerrar las posiciones que estén compradas en euros o vendidas en dólares porque podría haber algún movimiento correctivo”.

Al margen del mercado candente estos días, el de divisas, hoy se ha conocido que las ventas minoristas semanales crecieron un 0,2% en los primeros 7 días de octubre, si bien, este dato está por debajo de las previsiones de 0,4% que manejaba el mercado.

La OCDE hizo público que el desempleo en los países más industrializados del mundo, entre ellos EE.UU., descendió en agosto a una tasa del 8,5%, la más baja desde hace un año. Mientras que España lidera el ranking de países con mayor desempleo de esta organización (20,5%) con niveles “similares a los posteriores a una guerra”, dijeron desde la OCDE.

Entre tanto, también hoy hemos conocido que el optimismo de las pequeñas empresas en Estados Unidos hacia las perspectivas económicas del país registró una moderada mejora en septiembre de 0,2 puntos hasta los 89 puntos.

En el apartado empresarial…
El mercado espera expectante las cuentas del tercer trimestre de Intel. Éstas no serán publicadas hasta cierre de mercado aunque, de momento, la acción cede un 0,13%.

Sin abandonar el sector tecnológico estadounidense, Microsoft se volvió a mostrar reacio ayer a perder la batalla por el mercado de telefonía móvil y su presidente presentó 9 modelos de teléfono con el mismo sistema operativo, Windows Phone 7, para competir con iPhone, Android y BlackBerry. En el NYSE, Microsoft cede un 0,28%, mientras que Apple cede un 0,68% y Google (Android) y RIM (BlackBerry) suman un 0,63%, y un 0,58%, respectivamente.