La Bolsa de Nueva York terminó el jueves con claro descenso por tomas de beneficios, con su índice principal, el Dow Jones, cayendo en la última hora de sesión tras alcanzar un nuevo récord histórico en 14.198,10 puntos. El Dow Jones Industrial Average (DJIA) perdió finalmente un 0,45%, para terminar en 14.015 puntos. El Nasdaq también cerró en rojo, al ceder un 1,40% hasta los 2.772 puntos, al igual que el índice ampliado Standard and Poor's 500 (-0,52%) que terminó en 1.554 puntos. Este había establecido un nuevo récord absoluto en sesión en 1.576 puntos.
Wall Street mostró dos caras el jueves: la plaza neoyorquina estuvo al principio invadida por la vorágine de récords, liderada por el Dow Jones que arañó la barra de los 14.200 puntos, llegando a 14.198,10 unidades. Impulsado por el DJIA, el S&P 500, también superó su precedente récord y alcanzó 1.576,09 puntos. El Nasdaq evolucionaba por su parte en niveles que no alcanzaba desde 2001. Pero al final de la sesión, la bolsa de Nueva York cayó al rojo, perdiendo la totalidad de las ganancias logradas hasta ese momento. El Nasdaq, que había registrado cinco sesiones consecutivas en alza, orientó a los otros índices a la baja. 'Hubo tomas de beneficios luego de todos esos récords alcanzados en algunas horas. Fuimos demasiado lejos, demasiado pronto. Era necesaria una corrección', comentó Owen Fitzpatrick, analista del Deutsche Bank. Según Marc Pado (Cantor Fitzgerald), el alza fue 'demasiado fuerte en un tiempo muy corto. Es normal que haya habido una pausa', afirmó, agregandoque los inversores buscaban una 'excusa para capitalizar sus ganancias'. Previsión de resultados de Wal Mart Wall Street había encontrado una razón para entusiasmarse, con los anuncios de sólidos indicadores económicos antes de la apertura y con la revisión al alza de las previsiones de resultados trimestrales del gigante de la distribución Wal-Mart (+2,87% a 46,90 dólares), según analistas. En la jornada se anunció un neto descenso del déficit comercial estadounidense, que bajó 2,4% en agosto. Esta buena noticia se sumó a la reducción del déficit presupuestario por tercer año consecutivo, a 163.000 millones de dólares, contra 248.000 millones el año pasado. El mercado obligatorio también terminó en baja. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 4,659% contra 4,647% en la noche del miércoles, y el de los títulos a 30 años a 4,883% contra 4,863%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.