Finalmente los inversores se han decidido por las subidas en Wall Street después de conocerse que la economía estadounidense se expandió más de lo previsto en el segundo trimestre del año. La posibilidad de que Estados Unidos esté analizando más detenidamente la intervención en Siria ha tranquilizado más a los mercados, que la posibilidad de que el tapering se inicie el próximo mes de septiembre. El S&P ha cerrado con una subida del, 0,20%, el Dow Jones se ha apuntado un0,11% y el Nasdaq ha ganado un 0,75%.
Con el paso de las horas ha sido más evidente que el ataque a Siria no será cuestión de horas, que Estados Unidos quiere tener el apoyo de más socios y que al actual gobierno no le convence iniciar un nuevo conflicto en Oriente Medio. Los ejemplos anteriores no son muy positivos.

Esto ha compensado los temores ante la cercanía de la retirada de estímulos por parte de la FED. Sobre todo después de que hoy hayamos conocido que la economía estadounidense se expandió un 2,5% en el segundo trimestre del año. Muy por encima del 1,7% que la administración había estimado inicialmente y de las previsiones de los expertos, que esperaban un crecimiento de un 2,2%.

El buen tono del PIB se debe, fundamentalmente, a la buena evolución de las exportaciones. Mientras que las ventas al exterior han crecido mucho más de lo que se había estimado, las importaciones han estado por debajo de las previsiones. (Ver noticia)

Cuando el Comité del Mercado Abierto de la FED se reúna los próximos 17 y 18 de abril contarán además con otros datos positivos del mercado laboral.

También hemos sabido que las peticiones iniciales de subsidios de desempleo cayeron la semana pasada en 6.000, hasta situarse en 331.000 frente a los 337.000 revisado de la semana anterior. La cifra es mejor de lo que estimaban los expertos que esperaban una caída hasta 332.000. (Ver noticia)

Por el lado empresarial también hemos tenido algunas referencias. Por un lado, Ford, que sube más de un 3% después de que haya confirmado que aumentará su producción en las fábricas estadounidenses ante un posible aumento de la demanda.

Por su parte, la operadora Verizon que ha llegado a subir un 3% después de anunciar que está en conversaciones con su socio Vodafone para comprar la participación del 45% que la británica tiene en Verizon Wireless, la operadora móvil más rentable en EE.UU. (Ver noticia)


Además, American Airways y US Airways han decidido acudir a los tribunales para revertir la decisión que les impide fusionarse. (Ver reportaje aerolíneas)

En cuanto a la rentabilidad del bono hemos asistido a una sesión de infarto. Si a principios de la sesión subía más de un 3% hasta, ha cerrado la jornada con una caída de más del 1%. Después de conocerse los datos económicos ha caído hasta el 2,75% de nuevo.

Hoy, además, Estados Unidos ha completado la tercera subasta de bonos de la semana. En concreto, ha vendido 29.000 millones de dólares en títulos a 7 años con una rentabilidad menor a la anterior, del 2,221. En la semana ha vendido treasuries por 98.000 millones de dólares.

El enfriamiento de la situación en Siria ha llevado a la baja al precio del oro, que cae un 0,75 hasta 1.408 dólares la onza. También ha caído el precio del Brent, que se deja hoy más de un 1% y se sitúa en el nivel de 115 dólares por barril.

Por su parte, el dólar continúa la tendencia y se fortalece contra el euro. El par EURUSD queda en 1,3245