La bolsa de Nueva York cierra al alza y ha conseguido recuperarse del descenso que sufrieron los mercados bursátiles en la vispera. En una sesión marcada por la volatilidad, el índice Dow Jones ganó un 1.14% mientras que el Nasdaq lo hizo un 0.30%. Los recurrentes temores sobre las dificultades del sector inmobiliario y del mercado de crédito fueron los principales catalizadores de la irregularidad que han vivido las bolsas americanas durante toda la jornada.
La Bolsa de Nueva York cerró este miércoles al alza, recuperándose del descenso de la víspera, al término de una sesión marcada por una gran volatilidad: el índice Dow Jones ganó un 1,14% y el Nasdaq subió un 0,30%. El Dow Jones Industrial Average (DJIA) avanzó 150,38 puntos para cerrar en 13.362,37 unidades, y el índice compuesto del Nasdaq aumentó 7,60 puntos a 2.553,87. El índice ampliado Standard and Poor's 500 subió por su parte 0,72% (+10,54 puntos) a 1.465,81 unidades. Wall Street alternó entre el rojo y el verde durante casi toda la sesión. Luego de permanecer en baja durante parte de la tarde, los índices finalmente invirtieron la tendencia media hora antes del cierre. La mañana estuvo prolífica en indicadores económicos, a los que se agregó un nuevo récord histórico del petróleo en Nueva York, a 78,77 dólares el barril. Disparidad entre las referencias macroeconómicas En momentos en que los inversores estudian todo nuevo elemento en el sector inmobiliario, las promesas de reventa de viviendas en Estados Unidos subieron 5% en junio, la mayor alza en más de tres años. Por el contrario, el índice ISM compuesto de actividad del sector industrial en Estados Unidos bajó más que lo previsto por los analistas, a 53,8% en julio contra 56% en junio. Finalmente, según el gabinete de administración de recursos humanos ADP, el sector privado creó solamente 48.000 empleos en julio -luego de registrar 143.000 nuevos puestos en junio en Estados Unidos- dos veces menos que lo esperado por los analistas. Estos datos 'incrementaron la preocupación sobre el mercado laboral', subrayó Al Goldman, analista de AG Edwards, antes del esperado informe mensual sobre el empleo en Estados Unidos que será publicado el viernes. Afectada por recurrentes temores sobre las dificultades del sector inmobiliario y del mercado de crédito, Wall Street también mostró una gran irregularidad. 'Es muy volátil. Los operadores tratan de discernir de qué manera la crisis del crédito afectará cada acción, así como al mercado en general', explicó Mace Blicksilver, analista de Marblehead Asset Management. En el mercado obligatorio, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 4,759% contra 4,771% en la noche del martes y el de los títulos a 30 años a 4,909% contra 4,922%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.