La Bolsa de Nueva York cerró con una leve alza el jueves, con lo que logra conservar las ganancias obtenidas en las dos sesiones precedentes: el Dow Jones, que martes y miércoles había registrado su mayor incremento en dos días en los últimos cinco años, subió 0,17% hasta los 13.311 puntos, mientras que el Nasdaq ganó 0,20%. Saldrá este viernes desde los 2.668 puntos.
Por su parte, el índice ampliado Standard and Poor's 500 arañó 0,05% (+0,70 punto), a 1.469,72 puntos. Luego de dos días de sólido avance, Wall Street comenzó registrando tomas de beneficios, pero luego invirtió la tendencia, para estabilizarse en la segunda mitad de la sesión. 'Tuvimos un movimiento muy importante en los dos últimos días (martes y miércoles) y es muy sorprendente que el mercado haya logrado terminar estable, e incluso en leve alza', cuando sin un catalizador particular, un repliegue hubiera sido lógico', subrayó Art Hogan, analista de la casa de corretajes Jefferies. 'En conjunto las noticias económicas se equilibraron', ayudando a lograr esta performance, agregó. Del lado positivo: las previsiones económicas anunciadas por la Casa Blanca. El ejecutivo estadounidense bajó ciertamente su previsión de crecimiento para 2008 a 2,7% contra 3,1% antes, pero se mantiene más optimista que la mayoría de los analistas. Revisión del PIB Además, el crecimiento estadounidense en el tercer trimestre fue revisado a 4,9%, contra 3,9% antes y 3,8% en el trimestre precedente. Es el crecimiento más fuerte desde el tercer trimestre de 2003. Por el contrario otros datos fueron más mitigados. Así, las ventas de viviendas nuevas en Estados Unidos, si bien aumentaron en octubre en 1,7%, este incremento oculta una fuerte revisión a la baja de las cifras de setiembre y una caída de los precios promedio. Por otra parte, las cifras semanales de solicitudes de beneficios por desempleo, que son muy volátiles, subieron en 23.000, alcanzando un total de 352.000 demandas. El mercado obligatorio subió. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 3,940%, contra 4,025% en la noche del miércoles, y el de los títulos a 30 años a 4,349%, contra 4,407%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios