La economía estadounidense se expandió en el tercer trimestre del 2007 mucho más de lo previsto inicialmente, pero las ganancias de las empresas no experimentaron variaciones. El producto interno bruto se expandió a una tasa anual ajustada por factores estacionales del 4,9% entre julio y septiembre, informó el jueves el Departamento de Comercio. La nueva estimación del gobierno corresponde a la tasa trimestral más sólida desde la del 7,5% registrada en el tercer trimestre del 2003.
Previamente, el gobierno había estimado el crecimiento del PIB del tercer trimestre del 2007 en un 3,9%. En el segundo trimestre, la economía del país creció un 3,8%. El PIB mide todos los bienes y servicios producidos en la economía. Los economistas esperaban un incremento del 4,9% en el tercer trimestre, según una encuesta de Dow Jones Newswires.