La Bolsa de Nueva York terminó el lunes con descensos, después de un nuevo descenso de la venta de viviendas de segunda mano. El índice Dow Jones cedió un 0,42% hasta los 13.322 puntos, mientras que el tecnológico Nasdaq cedió un 0,60%, para cerrar en los 2.561 puntos. Home Depot subió un 1,64 por ciento, a pesar de aceptar la venta de su filial HD Supply a un consorcio de fondos a un precio inferior al previsto.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 bajó por su parte 0,85% (-12,58 puntos) a 1,466,79 unidades. Tras haberse recuperado netamente hacia el final de la semana pasada, Wall Street tuvo el lunes una jornada calma y estable. La reventa de viviendas en Estados Unidos cayó en julio a sus niveles más bajos en casi cinco años, con un desecenso de 0,2% en relación a junio a 5,75 millones de unidades (en ritmo anual). Los analistas esperaban un descenso a 5,70 millones de unidades. Los precios continuaron su espiral de descenso con una caída de 0,6% y se necesitará un período récord de 9,6 meses para agotar el actual stock de viviendas. Por otra parte, según el Wall Street Journal, el grupo de materiales para construcción Home Depot (+1,64% a 35,25 dólares) finalmente aceptó vender su filial HD Supply a un consorcio de fondos, pero por un precio rebajado en 18% en relación al precio inicial. En el mercado obligatorio, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 4,596% contra 4,633% en la noche del viernes y el de los títulos a 30 años, a 4,863% contra 4,897%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios