Los principales índices de acciones de Estados Unidos cerraron a la baja el martes, aunque por encima de sus mínimos de la sesión, presionados por las cifras débiles sobre el sector de la vivienda y los precios al productor. Además, el mercado fue golpeado por los débiles ingresos trimestrales reportados por algunas compañías.  El Promedio Industrial Dow Jones perdió 51 puntos, o el 0,5%, a 10041 y el índice S&P 500 descendió 7 puntos, o un 0,6%, a 1091. 
El Índice Compuesto Nasdaq bajó 13, o un 0,6%, a 2163, a pesar de un ascenso del 4,7% a US$198,76 en las acciones de Apple. La fabricante del teléfono iPhone presentó el lunes un resultado más sólido que el esperado por Wall Street.

Los resultados de otros componentes del Dow, como Caterpillar, también superaron las expectativas, lo que ayudó a limitar el descenso del índice. Las acciones de Caterpillar ascendieron un 3% a 59,61 dólares.

El sector de los materiales fue presionado por los ingresos más débiles de los esperados de Dupont, que cayó un 2,2% a 33,87 dólares.

Coca-Cola también también divulgó ingresos débiles y la acción finalizó con una perdida del 1,3% a 54,07 dólares.

"La cuestión real ahora es la medida en que vamos a ver una justificación encabezada por los ingresos para los valores en el mercado", dijo Paul Atkinson, gerente de inversiones del Aberdeen U.S. Equity Fund.

El sector de la energía también tuvo un desempeño débil, afectado por las bajas en el mercado del crudo, que cayó el martes por primera vez en nueve sesiones. Los contratos a futuro del petróleo cayeron 52 centavos, o un 0,7%, a 79,09 dólares por barril en Nueva York.

Exxon Mobil y Chevron, dos componentes del sector petrolero, bajaron alrededor de un 0,8%.

Boeing, por su parte, bajó un 2,9% a 51,89 dólaresy Alcoa retrocedió un 2% a 13,79 dólares.

Entre otras acciones de importancia, Lockheed Martin cedió un 6,5% a 71,99 dólares a pesar de que la contratista para el sector de la defensa registró en el tercer trimestre una ganancia de 797 millones de dólares, o 2,07 dólares por acción, un aumento del 1,9% frente al mismo período del año anterior.

En el frente económico, el Departamento de Trabajo informó que los precios al productor en Estados Unidos disminuyeron más de lo esperado en septiembre, presionados por los menores costos de la energía.

Por otra parte, el Departamento de Comercio, anunció que los inicios de construcción de viviendas en Estados Unidos aumentaron un 0,5% en septiembre a una tasa anual de 590.000 unidades. Wall Street anticipaba un crecimiento del 2,0% a una tasa anual de 610.000.