La Bolsa de Nueva York cerró el martes con un claro descenso, a pesar de la reducción de los tipos de interés decidida por la Reserva Federal (Fed). El índice Dow Jones cayó cerca de 300 puntos (-2,14%) para cerrar en los 13.432 puntos. Mientras, el Nasdaq se dejó un 2,45% hasta los 2.652 puntos. En ligero aumento antes de la decisión de la Fed, el índice Dow Jones se desplomó tras el anuncio en lo que supone su bajada más pronunciada desde el 7 de noviembre.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 disminuyó por su parte 38,31 puntos a 1.477,65 unidades (-2,53%). Según los expertos, los inversores se decepcionaron por la Fed, que no fue lo suficientemente ofensiva y ahora se preguntan si se toma en serio la crisis financiera actual. Rebaja de tipos La Reserva Federal estadounidense redujo el martes su tasa básica 'federal funds' en un cuarto de punto porcentual, a 4,25%, para dar impulso a una desacelerada economía estadounidense influenciada por la incertidumbre sobre el crecimiento y la inflación. Esta disminución confirma los pronósticos de los analistas, incluso si los mercados esperaban ilusionados un gesto más marcado. Los inversores 'esperaban un medio punto para cerrar un año marcado por la crisis inmobiliaria' y el estrechamiento de las condiciones de prestamos 'o incluso una fuerte reducción de la tasa de descuento' -tasa de emergencia a la que los bancos reciben préstamos directamente de la Fed, pero bajo condiciones más duras-, explica Peter Cardillo, de Avalon Partners. La Fed también redujo en 0,25 puntos la tasa de descuento, a 4,75%. El mercado obligatorio aprovechó el desgano de las acciones. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años retrocedió a 3,990%, contra 4,149% en la noche del lunes, y el de los títulos a 30 años a 4,482%, contra 4,615%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.