Vueling quiere alejarse del modelo de bajo coste y elevar sus tarifas, "que están en un nivel muy bajo" para establecerlas en un nivel que se dé dinero, ha comunicado la nueva presidente de la aerolínea Bárbara Cassani. La aerolínea está en el punto de mira de los inversores después de que el pasado lunes, José Miguel Abad abandonara su cargo "por diferencias en la gestión". Los títulos de la aerolínea vuelven a cotizar con descuentos por tercera jornada consecutiva.
Vueling Airlines quiere alejarse del modelo 'low cost' y elevar sus tarifas, que están 'en un nivel muy bajo', para 'establecerlas en un nivel que dé dinero', según afirma la nueva presidente de la aerolínea Bárbara Cassani en unas declaraciones publicadas en Cinco Días. Además quiere ampliar su base de clientes y dirigirse hacia el público de negocios. 'Tenemos que ganar terreno entre las empresas. Estoy segura de que una vez que el cliente vuele con nosotros continuarán utilizando nuestro servicio', dijo Cassani. Cassani, con experiencia en el sector tras ocupar diversos cargos en British Airways y fundar la filial de bajo coste de la aerolínea británica, Go, dice que no piensa aumentar su participación en Vueling y descarta que se produzcan cambios en el accionariado a corto plazo. Diferencias en la gestión 'Tenemos una buena relación con Inversiones Hemisferio y nos gustaría que permanecieran en el proyecto', afirmó. El lunes por la noche, Vueling anunció que el presidente de la aerolínea de bajo coste José Miguel Abad Silvestre abandonaba su cargo por 'diferencias con la gestión', junto con dos consejeros y el secretario. Esta decisión fue interpretada como una señal de que Inversiones Hemisferio, con una participación del 15,9%, iba a abandonar el capital. El País, que cita a fuentes del sector, publica hoy que el motivo que precipitó la salida de la familia Lara fue una auditoría interna reciente que hace previsible una nueva rebaja de los resultados tras el recorte de previsiones de este verano. Cassani da ahora por cerrada la crisis en la cúpula directiva y afirma en Cinco Días que el equipo gestor está cohesionado y que cuenta con el apoyo del resto de consejeros.