Las aerolíneas europeas sufren en su cotización el revés que aporta la rebaja de previsiones de la mayor compañía del sector de bajo coste. El castigo del 11% en los títulos de Ryanair se traduce, en la bolsa española, en descensos del 3% en las acciones de Vueling, y del 0,75% en las de Iberia. Las bajadas alcanzan el 2,8% en EasyJet y el 1,4% en British Airways