Las marcas automovilísticas Volkswagen y Skoda, ambas pertenecientes al consorcio de Wolfsburg, consiguieron elevar el pasado año su cuota de penetración en el mercado español, que sufrió una caída próxima al 18%, informaron hoy las dos firmas.