El fabricante automovilístico alemán Volkswagen quiere llevar a cabo una ampliación de capital de 4.000 millones de euros para financiar la adquisición de Porsche y mantener su liquidez. Volkswagen y Porsche acordaron ayer la creación de un consorcio automovilístico integrado bajo la dirección de VW mediante un proceso de fusión que concluirá en 2011.