Paul Volcker, ex presidente de la Fed y asesor de Barack Obama, presidente de EE UU, dice que los fondos monetarios minan la fortaleza del sistema financiero americano y que deberían ser más regulados incluso que los bancos.