Los dos medios de comunicación que tienen negocios con similitudes viven una situación bastante distinta en los mercados en la actualidad. Pese al recorrido del último año, en cuanto a perspectiva técnica en estos momentos hay un claro vencedor. ¿Cuál es el aspecto de los dos valores en estos momentos?
 

Los caminos de la bolsa son inescrutables. No ha hecho más que comenzar este 2017 y el sector de los medios de comunicación no está teniendo un comportamiento especialmente excelso. En el caso de Vocento y dePrisa en estos comienzos de ejercicio se ha observado pautas más bien planas, después de las importantes revalorizaciones con las que se cerró el ejercicio pasado.

Por el contrario, para un análisis más completo hay que visualizar de dónde se viene y adónde se puede llegar. Es decir, lo que está por venir de cara al futuro. En el caso de Vocento, en el último año ha reflejado caídas de más del 12%, aunque desde mínimos repunta sobre el 16%. En el gráfico de cinco años los descensos son más acusados: de más del 38%. Y es que no ha terminado por efectuar una recuperación clara.
 

 


Según Antonio Espín, analista independiente, el sector “no está bien” y el valor “gotea a la baja con un margen muy estrecho”. Parece que la presión bajista remite, pero de ahí “a pensar en un movimiento al alza sostenido no lo veo. Además, está en un sector muy difícil”. Tendría que superar la zona del 1,42, “que es donde tiene resistencia y aún en ese caso habría dudas”, sobre una posibilidad de entrada.

Si nos centramos en nuestros filtros técnicos, con todo, Vocento se encuentra actualmente en fase de consolidación, al mismo tiempo que recibe una puntuación de 5 puntos en una escala que se mueve entre el cero y el diez. Únicamente tendría tres variables en negativo: su tendencia de medio plazo, que es bajista; su momento total lento, que es negativo; y su volumen de contratación de largo plazo, que es decreciente.

 

 

 

Vocento indicadores técnicos

 


Sobre Prisa, que no ha pasado sus mejores momentos, sino más bien lo contrario, el 2016 le ha ido algo mejor, con subidas del entorno del 12%. Sin embargo, tras un proceso de reestructuración y con la necesidad de ir reduciendo la gran deuda que pesaba sobre sus hombres, sus acciones se han llegado a desplomar hasta más de un 81% en los últimos cinco años.



En cuanto a su aspecto técnico, los indicadores técnicos de la zona Premium de Estrategias de Inversión, muestran que Prisa se encuentra ahora mismo en fase bajista, mientras que tiene una puntuación de dos puntos en una escala que oscila entre el cero y el diez. Su tendencia de medio y largo plazo es bajista y solo plasma tres variables en positivo: el momento total lento es positivo, y la volatilidad del valor es decreciente en todos los marcos temporales.

 

 

 

 

 

Prisa indicadores