Las discusiones de Vivendi con Prisa sobre una posible entrada del grupo francés de comunicación en la filial del español Digital Plus no han dado resultados hasta ahora, señaló el presidente del primero, Jean-Bernard Lévy. Preguntado sobre las conversaciones acerca de Digital Plus en una entrevista publicada hoy por "Le Figaro", Lévy empezó dando una respuesta sobre la estrategia general de su compañía: "si se presentara una oportunidad en España, habría que examinarla con una gran disciplina financiera".
A continuación precisó que "por ahora, no hemos encontrado esta oportunidad en las discusiones con Prisa, que no han dado resultados por el momento. Creo en la televisión de pago que puede ser motor de crecimiento a largo plazo".

El presidente de Vivendi comentó los resultados de 2008, que se hicieron públicos hoy, y dio algunas pistas sobre sus planes, empezando por contar que "estudiamos las oportunidades con mucha prudencia" y por que "no vamos a lanzarnos a negocios que no son los nuestros".

"Los criterios de selección son no gastar demasiado e ir a los negocios que comprendemos y sabemos gestionar, porque el modelo de Vivendi se basa en una dirección descentralizada y de muy gran control", argumentó.

Lévy anunció que en los próximos días su compañía va a presentar una denuncia ante la Comisión Europea contra su gran rival en el mercado de las telecomunicaciones en Francia, France Télécom, para exigir "que se acabe con los abusos de posición dominante" en los mercados de los abonos y del acceso a las redes locales.

"Con sus tarifas abusivas, France Télécom obstaculiza el desarrollo de los competidores de Orange en el mercado de la banda ancha, en detrimento de los consumidores", se quejó.

A ese respecto, recordó que su filial de telecomunicaciones SFR había presentado una oferta para ofrecer el servicio universal de telefonía fija con un precio de abono de 13 euros al mes, es decir, tres euros menos del que cobra France Télécom, lo que a su parecer evidencia que "el precio del abono es demasiado elevado".

Vivendi tuvo 2.603 millones de euros de beneficios el pasado año, una ligera caída del 0,8% respecto a 2007.

La facturación, por su parte, experimentó un alza del 17,2% hasta 25.392 millones de euros, lo que se explica en gran medida por el tirón del 28,1% de su filial de telecomunicaciones SFR a 11.553 millones de euros, debido en gran medida a la integración en las cuentas de Neuf Cegetel a partir del 15 de abril.