La multinacional danesa Vestas Blades duplicará su inversión en Castilla-La Mancha, hasta llegar a los 70 millones de euros, y creará 100 puestos de trabajo más de los previstos, alcanzando los 500 empleos, en la fábrica ubicada en la localidad de Daimiel (Ciudad Real). Así lo anunció el presidente de la compañía, Ole Borup Jakobsen, durante su visita a las obras de esta factoría junto al consejero de Industria y Sociedad de la Información, José Manuel Díaz-Salazar quien manifestó la satisfacción del Gobierno regional al conocer las intenciones inversoras de esta empresa en Castilla-La Mancha, según informó la Junta en nota de prensa. Esto supone que el presupuesto destinado a la construcción de la factoría en la que se fabricarán palas eólicas se doblará al pasar de 45 a 70 millones de euros; en cuanto al empleo directo que creará la fábrica una vez esté a pleno rendimiento, pasará de 400 a 500 puestos de trabajo.