El operador estadounidense de telecomunicaciones Verizon aseguró este jueves que sus resultados no fueron afectados por la desaceleración de la economía de Estados Unidos, tanto en sus actividades en telefonía móvil y fija como en los servicios para empresas. 'Nuestros negocios no fueron afectados por la desaceleración económica', declaró el director general del grupo, Denny Strigl, en una conferencia reservada para analistas e inversores. Verizon comprobó por cierto 'una subida ligera' del número de clientes que no pagó su factura de telefonía móvil, pero 'esto no está relacionado al estado de la economía' y responde a una proporción marginal del total de abonados.