La compañía de telecomunicaciones estadounidense registró en el tercer trimestre del año un beneficio neto de 3.540 millones de dólares, o 40 centavos por acción, lo que supone un incremento del 31% con respecto al mismo periodo de 2010.
Los ingresos se elevaron un 5% hasta los 27.910 millones de dólares, lo que se sitúa ligeramente por encima de las previsiones de los analistas consultados por FactSet Research.

La compañía ha añadido que los costes se redujeron en unos 718 millones de dólares entre julio y septiembre.