Varias entidades españolas podrían registrar pérdidas el año que viene, debido al aumento de la morosidad y la caída de los ingresos, dijo el miércoles el presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro, CECA, Juan Ramón Quintás.
Quintás, que citó un estudio no publicado de una consultora, dijo que la morosidad del sistema financiero español podría ascender a 28.900 millones  de euros el año que viene, mientras que los ingresos -sin contar ganancias extraordinarias- podrían reducirse hasta 36.800 millones.

Las cifras empleadas en el estudio asumen que la tasa de mora crecerá al 8,8% del total de los préstamos en 2010, por encima del 4,27% de marzo. Sin embargo, Quintás dijo que espera que la morosidad sea mayor en España y que alcance niveles cercanos al 9% de los créditos totales. Quintás señaló durante una rueda de prensa en Santander que España está viviendo una crisis excepcional de extrema dureza.

En ese escenario, Quintás dijo que el 20% de las entidades españolas experimentarían un descenso de su ratio de capital Tier 1 por debajo del mínimo regulatorio del 8% y que necesitarían ampliar capital.

Aplaudió el paquete de ayudas del Gobierno de 9.000 millones de euros, lo que permitiría a los bancos reforzar sus bases de capital y les permitiría sobrevivir a la severa recesión económica.