La minera Compañía Vale do Río Doce y el grupo coreano Dongkuk Steel firmaron hoy un memorando de entendimiento para construir una siderúrgica por 2.000 millones de dólares, un proyecto que recibió el apoyo expreso del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva. La firma del acuerdo se llevó a cabo en el palacio de gobierno de Planalto, en Brasilia, bajo la tutoría de Lula, quien ofreció todo el apoyo financiero del estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES). En un discurso transmitido en vivo por la televisión estatal, Lula pidió celeridad a las empresas promotoras para que la siderúrgica esté lista en 2010, a tiempo para ser inaugurada antes de que termine su segundo mandato en la presidencia. La planta estará ubicada en el distrito industrial de Pecem, en el estado de Ceará (noreste) y producirá 2,5 millones de toneladas por año de placas de acero.