Urbis descuenta este lunes un dividendo bruto de 0,14 euros por acción complementario al ya abonado a cuenta de los resultados de 2006. De este modo, la compañía eleva a 3,36 euros brutos el dividendo total del grupo con cargo al beneficio del pasado año.
La inmobiliaria, que actualmente ultima su fusión con Reyal, tendrá que desembolsar casi 1,8 millones de euros para pagar a los 127 millones de accionistas con derecho a percibir esta retribución.