Urbas ha pedido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que levante la suspensión de cotización de la compañía, al tiempo que ha querido mandar un mensaje de tranquilidad a sus accionistas.

A través de un hecho relevante remitido a la CNMV, Urbas ha pedido al propio regulador bursátil que levante la suspensión cautelar de cotización ya que los hechos investigados afectan única y exclusivamente a la ampliación de capital social acordada en la junta general de accionistas de julio de 2015, cuyas acciones todavía no han salido a cotización.

La CNMV decidió suspender "cautelarmente" la cotización de Urbas en las Bolsas de Valores y en el Sistema de Interconexión Bursátil el pasado 13 de septiembre, tras haber recibido un escrito de la Audiencia Nacional en el que se informó de que se estaba investigando a la compañía y a su presidente por una querella de la Fiscalía Anticorrupción que apuntaba a un "presunto delito de estafa".

La compañía ha explicado también que la ampliación de capital que es objeto de investigación fue aprobada en junta general debidamente convocada al efecto, con respeto y observancia de todos los requisitos legales necesarios para su plena validez, sin que nadie la haya impugnado por los cauces reglamentarios.

Asimismo, Urbas ha defendido que el valor de la ampliación de capital consistente en la aportación de activos inmobiliarios fue validado por el informe emitido por el experto independiente designado a estos efectos por el Registro Mercantil, y su contabilización fue sancionada por el auditor de la compañía e inscrita en el registro mercantil, siendo todos estos hechos conocidos por la CNMV.

El consejo de administración ha aprovechado también para transmitir un mensaje de tranquilidad y confianza tanto a sus inversores como a todos los interesados, comprometiéndose a mantener puntualmente informado al mercado de cualquier novedad al respecto.

Al mismo tiempo, ha defendido que “la situación actual provocada por la suspensión de la cotización de las acciones y por los hechos anteriormente expuestos no interfiere en absoluto en el desarrollo de las actividades y operaciones de la compañía, la cual sigue y seguirá funcionando de manera absolutamente normal”.

El consejo de administración de Urbas también ha señalado en cuanto reciba traslado de las actuaciones judiciales, procederá a poner en conocimiento del mercado el análisis que la compañía haga respecto de las mismas.