El cruce dólar/yen podría estar registrando una ligera recogida de beneficios tras el repunte consecuencia del aumento de las rentabilidades en Estados Unidos, el gasto presupuestario récord en Japón y el pesimismo destilado por responsables del banco central nipón. Sin embargo, UniCredit aún recomienda comprar este cruce si el dólar cae por debajo del nivel de 91,60 yenes. Ahora un dólar se cambia por 91,85 yenes.