Una de cada cuatro empresas permite a sus empleados elegir los beneficios que reciben y un tercio está considerando hacerlo, según el 'Estudio mundial de retribución flexible' elaborado por Mercer a partir de la opinión de empresas de 47 países. La principal razón para establecer este tipo de retribuciones es la de dar respuesta a las necesidades de una plantilla diversa, así como reducir los costes de las retribuciones. De hecho, un tercio de las empresas que cuenta con este sistema aseguró que le había ayudado a reducir los costes salariales.