El Tribunal de Comercio de París resolvió hoy limitar los derechos de voto de Joaquín Rivero en Gecina, inmobiliaria de la que es presidente y primer accionista, en respuesta a un requerimiento realizado por Metrovacesa, informaron hoy a Europa Press en fuentes de la compañía española. La sentencia limita al 20% los derechos de voto de los dos máximos accionistas de Gecina, Joaquín Rivero y Juan Bautista Soler, pese a que juntos controlan el 35% del capital social de la empresa. El tribunal galo argumenta que Rivero y Soler no cumplieron con la obligación de comunicar al mercado cambios de participación en una empresa cotizada que supongan variaciones de más de un 5%. Además, se hace eco de una resolución del regulador del mercado francés (AMF) del pasado año que indica que Rivero y Soler actúan de forma mancomunada en Gecina.