El titular del Juzgado de lo Mercantil número 4 de Madrid ha declarado el concurso voluntario de acreedores del grupo inmobiliario Lábaro, con lo que se abre el plazo para que los proveedores y acreedores comuniquen las cantidades que se les adeudan. Según el auto, publicado hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE), Lábaro conservará la facultad de administración y disposición de su patrimonio, como contempla la nueva Ley Concursal para aquellas empresas que presenten una declaración voluntaria de insolvencia, si bien cualquier decisión estará sometida al visto bueno de la administración concursal.