El Juzgado de Instrucción número 54 de Madrid ha acordado abrir juicio oral contra Pablo María Ruiz-Mateos por un delito de estafa durante la lucha interna que mantuvieron los socios de la inmobiliaria Gestesa.


Ha sido a través de un auto notificado este miércoles a las partes en el que la juez Raimunda de Peñafort ha impuesto a Pablo Ruiz-Mateos y las otras cuatro personas implicadas una fianza solidaria de 6,5 millones de euros, de cuyo pago es responsable civil subsidiaria Nueva Rumasa.

El origen de este presunto delito se remonta al año 2009 cuando los propietarios de Gestesa interpusieron una querella contra su exsocio Juan Francisco López, acusado de haberse aliado con Nueva Rumasa para que hiciera una oferta supuestamente ficticia por su paquete accionarial.