Las empresas españolas continúan enfrentándose a dificultades para conseguir financiación, y como resultado se ven forzadas a llevar a cabo significativos recortes de gastos, según los resultados de una encuesta publicada el lunes por el Banco de España.
Una de cada cinco empresas españolas que necesitan nueva financiación fue incapaz de obtener un préstamo bancario en los últimos seis meses, señala la encuesta. Otro 30% de las empresas nacionales encuestadas pudieron conseguir toda o una gran parte de la financiación que necesitaban, pero sólo después de solicitársela a bancos que no son con los que trabajan habitualmente.

La encuesta, publicada en el boletín mensual del Banco de España, se llevó a cabo entre el 18 de marzo y el 3 de abril con una muestra de 1.384 empresas.

Las empresas pequeñas y las relacionadas con los sectores inmobiliario y de la construcción fueron las que más dificultades tuvieron para obtener financiación, añadió el banco central.

Las compañías prevén que esta escasez del crédito continúe en los próximos seis meses. Menos de la mitad de las encuestados dijeron que no esperan tener ninguna dificultad para lograr financiación, mientras que un 10% considera imposible obtener un préstamo.

El resto indicó que el crédito sólo estará disponible a un precio muy alto y con un plazo de vencimiento pequeño.