Bankinter terminó 2010 con una cartera crediticia expuesta al sector de la construcción y promoción inmobiliaria de 2.451 millones de euros.
De estos créditos inmobiliarios, el 11,8% han sido considerados de dudoso cobro, es decir, 291,2 millones.

Así lo informó hoy la entidad en un informe remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en respuesta a la petición de información pormenorizada sobre el crédito inmobiliario realizada a todas las entidades por el Banco de España.