El secretario general de UGT, Cándido Méndez, afirmó hoy que la caída de los precios en marzo, que situó la inflación armonizada española en el -0,1% era un "dato previsible" que refleja "hasta qué punto la recesión está haciendo mella en la economía española". Durante su intervención en el programa "Los Desayunos de TVE", Méndez atribuyó, en parte, el primer registro interanual negativo del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) a la bajada del precio del petróleo, que hace un año había situado la tasa de inflación en el 4,6 por ciento, mientras que ahora se "desploma" en relación con aquel precio. En marzo el valor medio del barril de Brent fue de 47,3 dólares, menos de la mitad de los 102,9 dólares que costaba un año antes.