UBS, el banco europeo con más pérdidas crediticias, ha realizado una ampliación de capital de 3.800 millones de francos suizos, 2.500 millones de euros. La entidad espera pérdidas para el segundo trimestre.