El banco suizo UBS, uno de los más castigados por la crisis financiera, podría recortar 8.000 puestos de trabajo y asumir alrededor de 2.000 millones de dólares (1.560 millones de euros) adicionales relacionados con obligaciones colateralizadas de préstamo (CLO), según informa la publicación suiza 'Sonntag'. Según el rotativo helvético, que cita fuentes conocedoras, UBS podría anunciar estas nuevas amortizaciones el próximo 1 de abril, que se sumarían a los más de 45.000 millones de dólares (34.110 millones de euros) que la entidad ha asumido desde mediados de 2007.