UBS dijo el jueves que no descartará recomprar a un fondo del Banco de Suiza activos muy poco líquidos, aunque indicó que todavía no ha decidido nada. UBS, con sede en Zúrich, respondía así a una información de la revista suiza Bilanz, que afirmaba que el banco tenía la intención de recomprar parte de los activos por valor de 39.000 millones de dólares que transfirió a un fondo de estabilización como parte del paquete de ayudas que recibió el pasado octubre del gobierno suizo.