El mayor banco suizo UBS necesita tiempo para volver a ser rentable, dijo el miércoles el consejero delegado de UBS, Oswald Gruebel, que opina, asimismo, que la perspectiva de los mercados financieros sigue siendo incierta.
"Queda un largo camino por delante hacia el éxito sin ninguna solución rápida", comentó Gruebel durante un discurso al que se tuvo acceso antes de la junta general del banco del miércoles. "Un banco deficitario no puede ganarse la confianza de todos. Nuestra tarea más urgente es, por tanto, restablecer e incrementar la rentabilidad", indicó.

Declraciones del consejero delegado del banco que se pruducen después de que UBS haya anunciado que perdió cerca de 2.000 millones de francos suizos (unos 1.300 millones de euros) en el primer trimestre del año.

Asimismo, informó de que suprimirá 8.700 puestos en el mundo de aquí a un año, con lo que su personal pasará de 76.200 a 67.500.