El banco suizo UBS logró un beneficio neto atribuido de 827 millones de francos suizos (689,2 millones de euros) en el primer trimestre del año, un 54,2 % menos que en el primer trimestre de 2011, cuando el beneficio fue de 1.807 millones de francos.


Estas cuentas, que aún reflejan el impacto del agujero financiero creado el pasado año por un agente bursátil de su división de inversión por valor de 2.000 millones de euros, representan una mejora con respecto al trimestre anterior.

Tomando como referencia el último trimestre de 2011, cuando el beneficio neto atribuido fue de 319 millones de francos suizos, la mejora es del 159 %, destacó el mayor banco suizo.

UBS explicó que los datos incluyen una pérdida crediticia por responsabilidades financieras por valor de 1.164 millones de francos (970 millones de euros), que "principalmente refleja que el ajuste de nuestro crédito afecta a todo el trimestre, en comparación con la pérdida de 71 millones de francos en el trimestre anterior".

Los ingresos operativos del primer trimestres ascendieron a un total de 6.525 millones de francos (5.437,5 millones de euros), un 21,8 % menos que en el primer trimestre de 2011, pero un 11,3 % más que el cuarto trimestre del año pasado.