UBS ha dado detalles sobre los procesos internos responsables de las rebajas de valor por 37.000 millones de dólares sobre titulizaciones hipotecarias, en un extracto de un informe al regulador del sector bancario suizo, que hizo público por la presión de los inversores. En el informe, el banco con sede en Zurich responsabiliza de las grandes pérdidas a las posiciones de negociación en tres segmentos de su banca de inversión: el fondo de cobertura propio Dillon Read Capital Management, cerrado el pasado año por las pérdidas registradas; la mesa de obligaciones de deuda colateralizada, o CDO; y la cartera de negociación respaldada por activos. UBS admite que se equivocó en la evaluación del daño infligido por Dillon Read cuando se cerró en 2006, y también admitió que la gestión del riesgo no fue la adecuada. El resultado ha sido una pérdida neta anual sin precedentes, dos grandes inyecciones de capital e innumerables abandonos de altos cargos de UBS.