UBS baja el precio objetivo de Gamesa  a 12,5 euros desde 14,7 euros y reitera la recomendación de neutral, a pesar de los "signos iniciales de una mejor disponibilidad de financiación de proyectos" y la posibilidad de mejora de la regulación de renovables en EEUU. UBS prevé un potencial alcista limitado en el precio de las acciones y unos menores resultados por las expectativas de un descenso del margen bruto y el volumen de suministro en 2009 y 2010.