El presidente del Banco Central Europeo,Jean-Claude Trichet, insiste a la UE "reformas más ambiciosas" en vigilancia fiscal y macroeconómica que las presentadas por la Comisión Europea.  
El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, instó hoy a la UE "reformas más ambiciosas" en vigilancia fiscal y macroeconómica que las presentadas por la Comisión Europea para evitar una nueva crisis financiera.

Trichet aseguró en una ponencia presentada ante el foro World Policy Conference en Marraquech (sur de Marruecos), que "es esencial reforzar la vigilancia y el ajuste de políticas en la zona euro" para conseguir mayores automatismos y acortar los plazos de reacción.

Al respecto de la vigilancia fiscal, el francés consideró que los plazos permitidos para un déficit muy elevado deberían reducirse, que las sanciones deberían ser aplicadas "cuasi-automáticamente", y que la reducción de la deuda "debería en algunos casos ser más ambiciosa que la propuesta por la Comisión".

"Una cantidad de las propuestas de la Comisión van en la dirección adecuada, pero en la zona euro se necesitan reformas más ambiciosas para garantizar el funcionamiento correcto de la unión monetaria", dijo.

La Comisión Europea propuso el pasado 29 de septiembre un paquete legislativo para ampliar la vigilancia sobre las políticas fiscales, macroeconómicas y las reformas estructurales de los estados miembros, que amplía el abanico de sanciones para los países derrochadores pero también para los poco competitivos.