Tal y como esperaba el consenso de mercado, hoy el Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener sus tipos de interés oficiales en el 1%. La reunión, que se ha producido en Frankfurt como de costumbre, ha deparado algunas sorpresas.
Lo más importante es que Trichet no ha cumplido con lo que esperaba gran parte del mercado y que era el aumento del programa de compra de activos. Eso sí, Jean-Claude Trichet, en la habitual rueda de prensa, ha señalado que siguen comprando activos pero no hacen públicos los volúmenes.

Lo más importante de la comparecencia de Trichet ha sido la reintroducción de medidas no convencionales: mantienen las subastas a 1 mes hasta finales de 2011 y reintroducen las subastas a 3 meses. En este último caso, van a realizar emisiones en enero, febrero y marzo del año próximo. Trichet ha reiterado que las medidas no convencionales son temporales en su naturaleza y que son necesarias para ayudar a la transmisión de la política monetaria.

Estiman que las inyecciones de liquidez siguen siendo necesarias y también el mecanismo de ‘full allotment’ para las subastas de 1 mes (MRO) y 3 meses (LTRO) dado que el mercado monetario sigue sin funcionar correctamente. Las entidades financieras y su "adicción" a la financiación del BCE suponen un problema que tienen en cuenta.