Con un apetito inversor por el riesgo indeciso y los índices europeos y estadounidenses moviéndose entre soportes y resistencias, ¿qué puede suceder?, ¿cómo puede aprovecharse un trader de esta situación? La clave está en jugar bien la volatilidad.

Los bajos niveles del índice VIX(en torno a 20 puntos) indican que los inversores confían en el mercado de renta variable y tienen un hambre voraz por el riesgo. Con este panorama, ¿cabría pensar que los indicadores bursátiles seguirán subiendo? o ¿estamos ante el preludio de las caídas?, ¡ojo!, porque “en niveles tan bajos de volatilidad el mercado suele hacer techo porque hay un exceso de confianza”, avisa Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse.

Ante este posible escenario, Martín recomienda que “los especuladores más noveles que operen solo en el lado largo, ciñan sus stops, mientras que aquellos más avanzados que operen en ambos lados de la tendencia utilizando productos como los CFDs, deberán estar atentos a la ruptura de posibles laterales a la baja o de la formación de pautas candlestick como estrellas fugaces para tomar posiciones cortas”.

Sin irnos lejos, y sin perder de vista la baja volatilidad, el Ibex 35 lleva semanas con la indecisión de si romperá los 11.000 puntos o no.¿Cómo debe comportarse un trader ante este panorama? Miguel Cedillo, director de analisistecnico.es, da la solución: “operar a través de opciones, si creo que la volatilidad del índice Ibex 35 va a aumentar (el indicador podría caer), compro call y put con igual strike y vencimiento, es decir, compro volatilidad, y, si por el contrario creo que la volatilidad va a ceder (el indicador va a seguir subiendo), vendo call y put por igual strike y vencimiento”. Además, “cuando la volatilidad sobre los índices es alta, vender call y put por igual reduce el riesgo por precios y así podemos esperar a que la volatilidad baje para recomprar más barato”, apoya Eduardo Bolinches, director de Bolsacash.

Pero si no le teme a nada y quiere arriesgarse aún más, siga el consejo de Francisco López Ollé, analista de X-Trade Brokers, quien aconseja “aprovechar la gran volatilidad de los mercados de divisas y materias primas para invertir. Los fuertes movimientos al alza y a la baja que experimentan estos activos nos permiten obtener una rentabilidad de hasta el 250%”. Para operar en este mercado tan convulso, recomienda “hacerlo a través de CFDs que nos permiten movernos en todas las direcciones y así ajustarnos a los cambios de cotización”.

Si desea leer el artículo completo y consultar otras operativas con volatilidad y sobre el VIX, pinche AQUÍ 
Si ya es subscriptor, consulte el artículo íntegro en la revista de marzo o descárguese la versión express pinchando AQUÍ