Inspección de Trabajo considera que no hay causas económicas ni de producción que justifiquen el despido de 237 trabajadores a través de un expediente de regulación de empleo (ERE) en Caramelo, según el informe que ha remitido a la Consellería de Traballo y del que hoy tuvieron conocimiento los responsables sindicales en una reunión con el conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, y el director xeral de Relacións Laborais, Odilo Martiñán. En la reunión, que se celebró en el Edificio Administrativo de la Xunta en La Coruña y que se prolongó durante dos horas y media, el conselleiro de Economía e Industria se comprometió a "recuperar el clima de diálogo" entre las partes implicadas en el conflicto "para llegar a un acuerdo satisfactorio", según aseguró al término del encuentro. También aseguró que una de sus primeras gestiones será ponerse en contacto con el accionista mayoritario de la empresa, el grupo Inveravante, de Manuel Jove.