El Ministerio de Trabajo e Inmigración ha aprobado el Expediente de Regulación de Empleo de Altadis, que supondrá la reducción neta de 613 puestos de trabajo, y que se produce como consecuencia de la reestructuración anunciada tras la integración de Imperial Tobacco y Altadis. Según ha informado la compañía en un comunicado, los procesos de reestructuración afectan a las áreas de márketing, ventas y producción, y a las funciones de apoyo central, y persiguen fortalecer la posición competitiva del nuevo grupo en un entorno "operativo difícil y altamente regulado afrontando la actual sobrecapacidad productiva y mejorando las eficiencias operativas". El programa de acompañamiento social podría afectar a un máximo de 794 trabajadores en España y, al final, la reducción neta de puestos de trabajo afecta a 613, teniendo en cuenta que la compañía ha indicado que tiene previsto amortizar 780 puestos y crear 167 nuevos empleos.