Los trabajadores de General Motors (GM) en Canadá aprobaron hoy un acuerdo alcanzado entre la empresa y el sindicato Canadian Auto Workers (CAW) para la reducción de los costes laborales del fabricante de automóviles.
Con el 86 por ciento de los votos a favor, los miembros del sindicado dieron el visto bueno al acuerdo. El dirigente sindical Ken Lewenza espera que este plan "proporcione la tan necesaria sensación de seguridad" que hace falta, según dijo en un comunicado. Lewenza señaló que así se cumple el requisito para que GM Canadá reciba miles de millones de dólares en ayudas públicas ofrecidas por el Gobierno federal canadiense y las autoridades de la provincia de Ontario para reestructurar la empresa.