Toyota Motor anunció el martes que retirará 180.000 vehículos en Oriente Próximo, Latinoamérica y África debido a fallos en el acelerador. El fabricante de automóviles había anunciado con anterioridad retiradas de automóviles con el mismo problema en Estados Unidos, Canadá, Europa y China. Este último anuncio eleva el total de vehículos que se retirarán en todo el mundo a 4,45 millones de unidades, señaló el portavoz de Toyota.