Dell versus HP. Los inversores de Wall Street miran con atención los resultados de los dos gigantes tecnológicos. Cifras antagónicas –mal sabor de boca de HP ayer al reducir sus previsiones frente al optimismo en las cuentas de Dell- que giran al alza la preapertura de Wall Street. A la espera de conocer las actas de la Reserva Federal, euro-dólar se mantiene en las 1.42 unidades.
Tímidos avances en la preapertura de Wall Street. Los indicadores pintan en verde en una sesión en la que los futuros del Dow Jones suman un 0.24%, el S&P500 avanza un 0.35% en tanto que el tecnológico se hace con un 0.25% de revalorización.

Y es precisamente de ese sector del que llegan los últimos resultados empresariales conocidos. Dell multiplicó por tres su beneficio en el primer trimestre del año, hasta los 945 millones de dólares, con un beneficio por acción de 0.49 dólares por título. unas cuentas que han sentado bien a unos inversores que todavía tienen mal sabor de boca después de que Hewlett Packard rebajara sus previsiones de beneficio. La compañía espera terminar 2011 con un beneficio por acción de 5 dólares, por debajo de los 5.24 dólares que auguraban los expertos.

Sin embargo, las notas negativas no quedan ahí. Staples, la mayor cadena estadounidense de tiendas de material para oficina, logró 198 millones de dólares de beneficio hasta marzo. Por debajo de las previsiones. Lo que le hizo perder más del 7% en preapertura.

A la espera de las actas de la FED

En el plano macroeconómico, las actas de la FED serán la cita del día. Nuevas pistas para calibrar los plazos de los ajustes previstos en los tipos de interés a pesar de que en el mercado de deuda el interés del bono estadounidense a 10 años se sitúa en zona de mínimos del año.

El euro mantiene los 1,42 dólares. En el mercado de commodities el barril tipo West Texas se acerca a los 100 dólares, y el oro y la plata comparten rebotes. Menos favorables son las referencias procedentes hoy de la deuda periférica europea. Próxima ampliación.