El grupo industrial alemán ThyssenKrupp planea recortar más de 3.000 puestos de trabajo, lo que supone alrededor del 1,5% de su plantilla, en sus unidades de producción de acero y vinculadas al sector automótriz, según informa el diario 'Financial Times', que cita fuentes conocedoras de la situación. Los posibles recortes de plantilla en el conglomerado alemán coinciden con el anuncio realizado ayer por la multinacional de una profunda reestructuración de la compañía que reducirá a dos divisiones los cinco segmentos de negocio actuales, lo que permitirá a ThyssenKrupp, que prevé registrar pérdidas en su segundo trimestre fiscal, ahorrar unos 500 millones de euros anuales.