Texas Instruments ha revisado al alza sus expectativas de ventas y de beneficios para el primer trimestre del año. Así, la compañía con sede en Dallas considera que los ingresos se situarán en el rango de 3.070 y 3.190 millones de dólares frente a los 2.950-3.190 millones anteriores. Además, coloca el rango de BPA entre 48 y 52 centavos de dólar comparado con la horquilla previa de 44-52 centavos. Los analistas esperan un beneficio por acción de 49 centavos por título e ingresos de 3.100 millones de dólares.