La farmacéutica israelí Teva Pharmaceutical ha logrado aventajar a Pfizer y hacerse con Ratiopharm por unos 3.630 millones de euros. Tras esta operación, se pondría fin a una batalla de nueve meses para hacerse con el segundo mayor fabricante de medicinas genéricas, según recoge Bloomberg.