El fabricante estadounidense de componentes para automóviles Tenneco Automotive aumentó un 20% su beneficio neto en el primer trimestre del año, hasta 6 millones de dólares (3,7 millones de euros), pero ha advertido del deterioro de la industria en Norteamérica. "Afrontamos las más adversas condiciones de la industria en Norteamérica desde hace mucho tiempo, debido a los menores volúmenes de producción y al impacto de la huelga en American Axle", ha admitido el presidente y consejero delegado de Tenneco, Gregg Sherrill, que ha indicado que la empresa ha reaccionado "de inmediato" para flexibilizar sus operaciones ante el declive de la producción.